Tecnología y Customer Experience, una relación complementaria

Lo que conocemos como Customer Experience (CX) o Experiencia del Cliente en castellano, es un término que engloba todas las experiencias que un usuario tiene al relacionarse con una compañía o su producto. Con un objetivo claro y conociendo bien a nuestros clientes, con un “para qué” y “para quién”, las empresas que se apoyen en las nuevas tecnologías se acercarán al consumidor y serán mejor percibidas porque permite ofrecer mejores momentos.

La gran parte de esta experiencia se rige por cuestiones tan importantes como la atención que recibe el cliente, la facilidad para realizar un pedido o una reclamación, lo rápido que se soluciona un problema o la cantidad de veces que tenemos que dar nuestros datos para obtener alguna información.

Por esto, la aplicación de técnicas novedosas que llegan de la mano de empresas tecnológicas nos ayudará a retener por mayor tiempo a nuestro cliente y hacerle partícipe de nuestra marca. Podremos conectar con él de una manera más productiva y con más probabilidades de éxito.

7 tecnologías que mejoran la Customer Experience

 

Como ya hemos dicho, existen diferentes maneras de aprovechar la tecnología en nuestro favor y hacer que el cliente se vaya con una buena sensación, conectando con nuestra marca y con intención de repetir. Te dejamos aquí siete tecnologías que te ayudarán a impulsar el CX.

Tecnología omnicanal

Debe ser nuestra principal apuesta, ya que es la mejor manera de que el cliente nos sienta como parte de su vida. No llegar a él a través de mensajes y canales estancos, sino poder movernos de forma fluida y mantener conversaciones a través de todos los puntos de contacto con el cliente.

Gestión de datos de clientes

La información y los datos son, hoy por hoy, la mejor manera de crecer como empresa. A través de ellos podemos inferir lo que les gusta o no a nuestros clientes, analizar su comportamiento y ser más eficientes a la hora de dirigirnos a ellos.

Inteligencia artificial en el servicio de atención al cliente

Otra de esas tecnologías que no debe faltar, como los chatbots que permiten resolver las dudas más sencillas y habituales de forma automática. A través de unas sencillas instrucciones programadas, los agentes de atención al cliente pueden dedicar más tiempo y de mayor calidad a las incidencias más graves.

Análisis predictivo

Las herramientas de este tipo nos ayudarán a observar grandes cantidades de datos y estudiar de manera eficaz cómo afectan nuestras decisiones al cliente. Así, nos podremos adelantar y ofrecerle exactamente lo que quiere en el momento preciso.

Soluciones en la nube

Cualquier solución de Customer Experience que elijas para tu empresa debe estar basada en la nube para permitir el trabajo y la configuración de forma remota. Acceder a la información en cualquier momento o lugar es un requisito indispensable.

Gestión de identificación y autenticación

Pocas cosas hay más tediosas que un inicio de sesión lento o molesto, por lo que debemos facilitar al máximo la identificación a nuestro cliente. Además, así podremos ofrecerle una personalización concreta según los datos que tengamos previamente.

Medición de los resultados de la CX

Como es habitual en todos los ámbitos de trabajo, medir y analizar los resultados es de vital importancia. Mejorar lo que no funciona y potenciar lo que nos sirve es la única manera de seguir siendo una compañía customer friendly.

Como has podido observar, una de las formas de mejorar la Customer Experience es aplicar las nuevas tecnologías a lo que venimos haciendo desde hace años. Las empresas que ofrecen este tipo de servicios son nuestras aliadas para conseguir que el cliente se sienta parte de nuestra marca y seamos su referencia en el sector que trabajemos.

Sin comentarios

Deja un comentario